Ambientes de trabajo con un nivel de ruido de 100 dB a 115 dB.